Acuario. El individualista.

Imagen de Kurmarajadasa


Signo: Acuario.
Sánscrito: Kumbha.
Apodo: El individualista.
Fecha: Del 21 de enero al 19 de febrero.
Regente: Saturno y Urano.
Exaltación: --.
Destierro: Sol.
Caída: Plutón.
Tattva: Vayu, Aire.
Cualidad: Fijo (impulso a recibir).
Característica: Cálido y húmedo.
Sexo: Masculino.
Temperamento: Optimista.

Símbolo: Lineas onduladas como símbolo de constante movimiento que desaparecen en el infinito.
Correlaciones: Pantorrillas, páncreas.
Estaciones: El invierno fresco, claro y quieto, y la época de Carnaval.
Arquetipo: El loco sabio.
Motivación: Originalidad y ansia de saber.
Sombra: El lunático, la persona solitaria, el excéntrico.
Busca: Utopía o una tranquilidad estoica.
Tarea en la vida: Superar lo viejo para traer innovación al mundo.
Escollo: Siempre necesita ser especial.
Principio guía: Sé, que no se nada.
Ejemplos: Grandes humanistas, filósofos y reformadores.
Mitología griega: Ganímedes, portador de la copa de los dioses.

Pensamiento central: Acuario derriba los viejos valores con el fin de sustituirlos por los nuevos. Rompe la distinción de clases para producir igualdad entre el jefe y los empleados, las razas, las culturas distintas, etc. Le preocupa la relación de la utopía, la libertad individual y destruir las estructuras inflexibles. En la corte medieval, este principio quedó demostrado en el papel del bufón, el único que tenía libertad para decir la verdad. Desde la Revolución Francesa, que tuvo lugar después del descubrimiento del planeta Urano, los principios de libertad, igualdad y fraternidad han estado en boca de todos. Acuario posee un extraordinario poder de abstracción, tiende a ver las cosas desde lo alto y es muy imaginativo e inventivo.

Rasgos positivos: La persona considerada. Se afana por la independencia. Quiere verse libre de toda limitación e inhibición. Siempre quiere apartarse de las masas y recalca las cualidades personales. Tras una cuidadosa meditación, trabaja a conciencia, con inteligencia y perseverancia.

Rasgos negativos: El individuo retraído. La debilidad del ego y los sentimientos no dominados de inferioridad pueden llevar a un peligroso exceso de compensación. Impredecible y loco. Tiene dificultad para ser decisivo, integrándose e incluso subordinándose.

Pensamientos positivos: El observador con perspectiva. Le gusta hacerse un cuadro claro y objetivo de las cosas, evalúa con precisión las situaciones, desarrolla perspectivas a largo plazo y aporta ideas ingeniosas desde una visión de pájaro. Original, ingenioso, imaginativo, rápido, peculiar y objetivo; una mente racional y aparte.

Pensamientos negativos: El filósofo de salón. Separado de la pesadez de la tierra, perdido en edificios intelectuales. Contiene el mundo entero en la cabeza, pero carece de impulso para llevar las ideas a la acción.

Sentimientos positivos: El camarada. Encantador y reservado, vivaz, simpático, justo y afable. Sentir o demostrar los sentimientos es complicado. Prefiere ocultarlos detrás de una actitud afable o amistosa, fría y reservada. Se aparta de las relaciones comprometidas y prefiere estar solo.

Sentimientos negativos: El individuo excéntrico, aislado. La persona inusual y eternamente incomprendida que reclama todos los derechos especiales. Tendencias anarquistas. Temor a los sentimientos hondos en los que alguien se pueda perder. Impersonal, distanciado, controlado, solitario y aislado.

Sexualidad: El coleccionista de sensaciones.

Seducción: Disculpa, ¿dijiste sexo? Estos extraterrestres del Zodiaco, que bien podrían estar de paso en la Tierra, son los eternos observadores, los científicos, los innovadores, y tendrás que asumir su carácter distante si les quieres conquistar. Lo primero es hacerse notar, que se fije en ti como lo hace el resto de la reunión. Una vez que has dado muestra de tu presencia le ofrecerás un primer plato para ellos suculento: el intelecto. Hazle preguntas interesantes, habla sobre cualquier tema actual y, cuando hayas despertado su "libido mental" ofrécele el "postre" sin dilación. A ellos les encanta que seas directo y, aunque se muestren reticentes al principio, sucumbirán a tu seguridad. Con los acuario hay que cocinar a fuego lento pero cuando estén en su momento álgido descubrirás que son los grandes exploradores del placer.

En la cama: El placer tranquilo. Sensaciones. Eso es lo que buscan, más que cualquier matiz sentimental. Les verás cerrar los ojos y dejarse llevar pacíficamente hasta que consideren que han llegado a donde se proponían pero no te muestres sólo complaciente. Si hay algo que un acuario valora es que su amante exija el derecho al placer y pida abiertamente lo que desea. Les encanta cualquier novedad: posturas, prácticas de otras culturas, olores, sabores, juguetes. Puede que no sean los reyes de la pasión pero si dispones de, al menos, un par de horas, disfrutar del sexo con un acuario te garantizará un universo de placer que nunca antes habías imaginado. Eso sí, no te extrañe que al terminar se quede mirando al cielo y te explique la historia de la constelación que tenéis justo encima.

Fantasías: El coleccionista. ¿Distante? ¿Intelectual? ¡Utilízalo! Seguramente los nacidos bajo este signo están deseosos de encontrar quien les convierta el sexo en una cuestión científica. Dile que cierre los ojos y que intente capturar todas las sensaciones para luego contártelas. Le tendrás concentradito y a tu merced todo el tiempo que quieras. Luego rétale a que te haga sentir exactamente lo mismo y no verás a nadie tan dispuesto a llevarte al clímax como tu nuevo amante. La provocación dialéctica también funciona. Comienza una buena discusión con tus mejores galas. Aún no está comprobado cuál de los dos elementos es el que desata su pasión pero el resultado es lo que cuenta, ¿no?

Ella: Quiere que se la ame por su mente, que suele estar llena de buenas causas, música de vanguardia y deseos de agradar. Muy capaz para ponerse en el lugar del otro, se pasará horas analizando tus problemas desde todos los ángulos posibles. Suele emparejarse de una manera nada convencional. Pero no todo es cerebro, también le gusta su cuerpo y ser admirada por su belleza. Es probablemente la única mujer del Zodiaco que tiene fantasías con alienígenas. Le gusta la ciencia ficción, los retos y toda la humanidad.

Él: Se aburre fácilmente. Por eso, el hombre Acuario necesita gran cantidad de estímulos. Sus deseos compulsivos, por lo nuevo de la situación, hacen de él un amante muy divertido. Sin embargo, el problema es que con una mente tan ocupada como la suya puede que se le olvide en qué momento ha quedado. No le interesan demasiado los compromisos. ¡Habiendo tanta gente en este mundo y en los otros! Se enamora fácilmente, pero se escurre como el agua en un cesto. Le gustan los viajes sorpresa experimentar nuevas posturas y calentar con la mirada.

Para recordar: 

Propónle una fantasía exótica, alejada de lo normal, con un alienígena y conocerás el volcán que trae escondido.

Categorías: 
Go to top