El arte del Mahabhakti, la felación tántrica

Muchas mujeres creen que es un arte fácil, que todas nacen con la lección aprendida, otras creen que sólo satisface a los hombres. Muchos hombres creen que la mujer tiene la obligación de hacerlo o son tan insensibles que sólo sienten placer con una pequeña felación en el glande. Como suele pasar, la verdad de la mayoría nunca es la Verdad. Como en todo se necesita amor, cariño, dedicación, devoción y entrega por ambas partes.

Es una maravillosa meditación donde podemos conocernos, lo que nos gusta y lo que no nos gusta, lo que rechazamos, nos da asco o aversión, etc. Un fabuloso autodiagnóstico para saber dónde comenzar la terapia. MahaBhakti significa en sánscrito “gran devoción”. Efectivamente, sin esa gran devoción es imposible que pueda salir bien, imposible que podamos sentir placer y sanar, imposible que la energía pueda moverse y ascender. Y es ahí es donde empieza el Tantra: más allá del orgasmo.

Trasciendes cuando no trasciendes nada, cuando eres consciente del aquí y ahora en paz, sin represión alguna, en armonía con tu Ser. Cuando eres libre de desear lo que quieras sin sentirte esclava o adicta de ningún deseo, condicionamiento, prejuicio, dogma o moralidad, porque simplemente no estás, sino eres. Cuando no hay autoengaño porque ni aceptas ni rechazas nada. El MahaBhakti puede ayudar al hombre a alcanzar el éxtasis pero también a la mujer.

El orgasmo del Chakra Vishudha es de los más exquisitos, sublimes y elevados pero sin el aprendizaje adecuado es imposible llegar a imaginarlo. Poc@s son lo que tienen la humildad necesaria para reconocer que no saben nada y quieren aprender, pero poco a poco vamos avanzando. Y tú, ¿te atreves a conocerlo?

Para recordar: 

El Tantra comienza más allá del orgasmo.

La verdad de la mayoría nunca es la Verdad.

  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.
Nuestros Terapeutas