Como sanar la ansiedad con el Tantra Sivaíta

Con estos sencillos consejos podrás superar los estados psíquicos dañinos más comunes: ansiedad, depresión y estrés. Si tienes alguna duda o quieres un tratamiento personalizado ponte en contacto.

El origen de la ansiedad según el Tantra Sivaíta.

El entorno social en el que vivimos es altamente competitivo, sólo presta atención a los individuos altamente eficientes y productivos en lo exterior y material. Ante esta desvalorización de los individuos que no son capaces de seguir ese ritmo ajeno a la naturaleza humana, es normal que la ansiedad -junto con la depresión y el estrés-, sea uno de los síntomas más frecuentes en la sociedad actual.

La ansiedad presenta un conflicto interno entre el sujeto, su relación con el mundo y la inseguridad que esto le produce. Lo que lleva a una persona que sufre de ansiedad a una sensación interna desagradable a veces mezclada con depresión, tiene un origen diferente del que hablaremos más adelante. El estado de ansiedad afecta negativamente tanto a nivel orgánico como de pensamiento, lo que impide llevar una vida plena y satisfactoria.

La raíz de la ansiedad

La raíz psicológica de este proceso está en los miedos más comunes del ser humano: el miedo la muerte, el miedo a la soledad, el miedo al abandono y el miedo al rechazo. A un nivel más sutil está relacionado con nuestra insistencia en querer controlarlo todo y no dejarnos llevar por la vida. Lo que nos lleva a no poder conseguir bienestar ya sea por la necesidad de posesión o por la sensación de pérdida.

La ansiedad es una enfermedad psíquica que hay que sanar desde tres puntos de vista: el psicológico, el físico y emocional.

La ansiedad emocionalmente se produce de tres maneras:

  • Abandono: realizado por otra persona normalmente amada.
  • Rechazo: el malestar se produce por la retirada de amor o atención de esa persona amada.
  • Soledad: el conflicto existente con nosotros mismos trayendo como consecuencia la huida hacia el exterior y el estar permanentemente relacionándonos con otras personas.
  • Muerte: es la ansiedad que se produce por la exigencia externa, sintiendo demasiada presión del entorno.

La ansiedad físicamente se manifiesta en:

  • Aumento del número de respiraciones que conduce a una hiperventilación.
  • Agarrotamiento de los dedos de las manos.
  • En algunos casos graves se producen taquicardias.
  • Asma, úlcera gástrica, colon irritable...
  • Actuar compulsivamente de manera dañina: comer o fumar demasiado.

La ansiedad psicológicamente se manifiesta en ideas y actitudes que acompañan al individuo en el proceso de ansiedad y que refuerzan los estados anteriores.

  • Inseguridad: la exigencia externa hace que el sujeto interiorice una sensación continua de peligro o de incapacidad para afrontar el futuro.
  • Pereza, languidez o cansancio crónico sin causa aparente que lo justifique. Lo que le da cierto toque romántico o melancólico.

El Tantra Sivaíta como alternativa a los ansiolíticos

Como acabamos de leer, los síntomas físicos son simplemente un soporte para un proceso interno -fisiológico, psíquico y emocional-, que se repite de la misma manera, sea la circunstancia que sea.

Por eso el Tantra Sivaíta al contrario de los ansiolíticos, que no curan si no que te mantienen esclavo, combate esos tres aspectos para conseguir una sanación de la ansiedad completa y duradera. Veamos como.

  • Yoga: estimulación bioquímica. El mantenimiento de las posturas o asanas del Yoga producen una estimulación del Sistema Vegetativo Parasimpático, encargado de mantener el cuerpo en un estado relajado, contrarrestando a nivel orgánico la ansiedad. Además como ejercicio físico mejora la resistencia muscular y cardiovascular, actuando como medicina preventiva.
  • Pranayama: amplitud respiratoria símbolo de la amplitud mental. Las prácticas respiratorias del Yoga basadas en una serie de ejercicios de retención de aire con pulmones llenos y vacíos, hace que seamos capaces de controlar y manejar más conscientemente el ritmo. Disminuyendo la sensación de ansiedad.
  • Meditación: cambio del proceso mental. La concentración y observación del silencio interior al que nos lleva la meditación sivaíta, hace que la preocupación del individuo por el entorno y el control desaparezcan. No quiere decir que tus problemas vayan a desaparecer, pero el aprender a no identificarse con ellos, a observarlos en la distancia, conduce a un estado interno de serenidad, fuerza interior y paz que hace que estés más seguro a la hora de vivir el día a día.

El Tantra Sivaíta te hace descubrir esos elementos internos que dependen de ti y no de un exterior cambiante, exigente y competitivo para que seas capaz de encontrar tu equilibrio consciente entre cuerpo, mente y alma. Una terapía completa que despertará en ti un alimento inagotable basado en el autoconocimiento. Lo que te inspirará una extraordinaria autoaceptación, autoaprobación y autocapacitación permanente. En pocas palabras, despertará el amor por ti mismo, por el entorno, que se expresará en una actitud alegre, relajada y comprensiva. De estos elementos florecerá tu verdadera felicidad.

Descubre el curso intensivo sobre cómo tratar la ansiedad, el estrés y la depresión de manera natural

Para recordar: 

Si quieres puedes, basta con respirar y aprender a observar sin juzgar.

  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.