Consejos para superar la anorgasmia femenina

Nos escribe Sandra, tiene un problema: es sexualmente activa, le gusta el sexo, siente mucho placer, se masturba desde los doce años y tiene relaciones desde los dieciocho. Cuando su novio estimula su clítoris le duele, sin embargo cuando lo hace ella no. Nos pregunta si es posible que confunda el placer con el dolor. Le gusta el sexo anal aunque siente dolor o placer, no sabe. Cree no haber llegado nunca al orgasmo. Ella no es la única, hay muchas chicas así.

Muy probablemente la solución de su problema no está en el sexo, ni en su sexualidad, ni en el kamasutra con su novio, sino en su mente. Lo primero que debemos de saber es como es un orgasmo. A veces de tanto escucharlo podemos creer que es algo especialmente brutal y no, no deja de ser una descarga grande de placer, muy intensa, con o sin contracciones abdominales, perineales o de todo el cuerpo, cada mujer es un mundo. Hay chicas que llegan al orgasmo y no lo saben, además, no todas lo sienten con igual intensidad. En todo caso esa intensidad, esa descarga de placer se nota, es única, no sentiremos otra cosa parecida en ninguna circunstancia. Y, por supuesto, tanto con penetración como sin ella.

A veces, aunque los hombres estimulen el clítoris no lo harán nunca igual. Si hacen los mismos movimientos, que aparentemente hacen bien, pero... en general tienen mucha más fuerza que ellas y eso, se nota, ellos no saben si están dando muy fuerte, incluso buenamente pueden pensar que están haciéndolo suavemente. Solución: pídele que lo haga más suave, hasta que aprenda cual es su punto justo. Es importe hablar con nuestra pareja, contarle lo que nos gusta, lo que no nos gusta tanto, abrir nuestra mente y... la suya, no tener vergüenza de hablar con él. Si crees o sabes que tu pareja te va a juzgar y tratar como a una puta... no te merece, déjalo, hay hombres más evolucionados en el mundo. Necesitamos evolucionar y para eso hay que dejar de juzgar. Como decía el Maestro Jesús: "quien esté libre de pecado que lance la primera piedra".

Diferentes tipos de orgasmo

  • El orgasmo de vishudha, que se obtiene mediante el sexo oral, es sutil, muy largo y profundo. La práctica de la felación al estilo tántrico te ayudará a obtenerlo.
  • El orgasmo de anahatha, obtenido mediante la estimulación de senos y pezones, despierta sentimientos muy amorosos.
  • El orgasmo de manipura o más conocido como la campana, es obtenido fácilmente mediante la penetración vaginal profunda, la mejor postura es la de la amazona donde la chica puede sentarse encima de su pareja o sobre un dildo largo.
  • El orgasmo de swadhistana, obtenido mediante la estimulación clitoriana.
  • El orgasmo de muladhara, que se obtiene mediante la penetración anal, es corto pero muy potente. Básico para despertar kundalini.

Aunque debes tener bien claro que cualquier parte del cuerpo de una mujer, debidamente estimulado, es absolutamente placentero.

Consejos

La anorgasmia no es frigidez ni vaginitis. La frigidez es la falta total de deseo o de placer ante el estímulo sexual. La vaginitis es cerrarse por completo, e inconscientemente, haciendo imposible la penetración. La mujer anorgásmica siente placer aunque no llega o cree no llegar al orgasmo. Anorgasmia, frigidez y vaginitis pueden ser sanados si te abres y dejas a un lado miedos, tabúes y programaciones moralistas. Sentir placer no es malo, lo malo es el troglodita moralista que lo censura. Es fundamental abrir la mente, abandonarse al placer, no controlar, no pensar, no buscar el orgasmo, si te preocupas por eso, el orgasmo no llega porque esa preocupación te autoinhibe. Así pues déjate llevar, no pienses, siente, fluye...

Vive el presente intensamente, disfruta con ese cuerpo que Dios te ha dado. Nada hay más pecaminoso que una mente moralista porque es sucia y envidiosa. El sexo no es pecado, gracias al sexo existimos. También Jesús tenía sexo con Magdalena, y quizá otras mujeres, y no le hace menos hombre ni menos Maestro, Jesús era tántrico, porque un verdadero tántrico transforma el sexo en amor, en éxtasis.

Ayudando y guiando a tu pareja no sólo te ayudarás a ti misma, pues poco a poco sanará tu anorgasmia sino que además si tu pareja es eyaculador precoz conseguirás que él también vaya sanándose. Y si no es eyaculador precoz mejorarás su potencia, su paciencia, su conocimiento, su sensualidad y su sensibilidad. Primero sánate pues una sexualidad anormal, por exceso o por defecto, es patológica y causa muchísimos problemas mentales y emocionales. En general la anorgasmia, la castración, la frigidez, la eyaculación precoz, la ninfomanía y otros muchos trastornos sexuales, suelen tener su origen en nuestra mente programada por una falsa moral religiosa inculcada a la fuerza durante miles de años de obscurantismo, pero ya pasó de moda.

Baste observar las consecuencias sobre los niños cuyos padres los han sometido a una educación rígida, dogmática y moralista, unos padres que han fracasado en su matrimonio, unos padres a los que el miedo les ha dominado. Una buena constelación familiar sacará a la luz todo aquello que no queremos ver y que está condicionando nuestra vida laboral, familiar, emocional y sexual. Una buena meditación dinámica, catárquica, realizada con regularidad, nos liberará de todo condicionamiento y sanará nuestras heridas más profundas. La anorgasmia sólo es una herida en el alma que necesita ser curada con mucho amor.

Y con todo esto a experimentar aun no hemos comenzado con el Tantra, aun estamos en los preliminares que debían haberse enseñado en un curso de sexualidad básico o como se hace en muchos lugares de India, de madres a hijos. El Tantra empieza más allá del orgasmo.

Si deseas consejo y sanación, ponte en contacto.

User picture: 
Imagen de KurmaRajadasa
Descripción corta para bloque de autor:
Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.
Para recordar: 

Muchas parejas, por diversos condicionantes religiosos, se autoinhiben a la hora del sexo de distintas formas, no son pocas a las que traiciona un subconsciente judeoislamocristiano bien programado.

Los hombres lloran y las mujeres también ven porno.

Sentir placer no es malo, lo malo es el troglodita moralista que lo censura.

Nuestros Terapeutas