Kahil Gibran: tus hijos no son tus hijos

En general, los padres suelen entrometerse mucho en la vida de sus hijos, para muchos es como vivir una segunda adolescencia, para otros es una evasión de su rol de pareja, para otros una forma de sentir poder. Bajo la falsa creencia de hacerlo por su bien solo hacemos que transmitir nuestros miedos, prejuicios y codependencias. Como aquellos que permanentemente están enarbolando la bandera del amor cuando deberían decir más concretamente: codependencias.

En el Mahabharata se dice: "nadie vive ni nadie muere", también podemos decir: "nadie educa ni nadie es educado". Efectivamente, tan sólo es una ilusión inventada por nuestro ego para aferrarnos a este plano material, el más burdo de todas las formas de existencia pero también el único que somos capaces de entender. Los superdotados como Einstein usan el 10% de su cerebro, ¿cuánto crees que usamos el resto? Cierto es que quien más lee, más medita y menos juzga es quien más libre de codependencias está y, por tanto, más ama.

Khahil Gibran, poeta y místico Libanés (1883-1931), nos explica que estos padres están equivocados.

Vuestros hijos no son hijos vuestros.
Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma.
Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros.
Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.
Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos.
Porque ellos tienen sus propios pensamientos.
Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas.
Porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.
Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como vosotros.
Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.
Vosotros sois el arco desde el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia delante.
El Arquero ve el blanco en la senda del infinito y os doblega con Su poder para que Su flecha vaya veloz y lejana.
Dejad, alegremente, que la mano del Arquero os doblegue.
Porque, así como El ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable.

Para recordar: 

Tus hijos no son tus hijos, son hijos de la Vida.

Quien más lee, más medita y menos juzga es quien más libre de codependencias está y, por tanto, más ama.

  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.