Kriya Yoga

En los Yoga Sutras de Patañjali II.1 y II.2 se considera Kriya Yoga al Yoga de la acción transformadora que hace desaparecer las causas de la aflicción, klesha, por medio del ascetismo, tapas, del estudio, svadhyaya; y de la devoción al Señor, ishvara pranidhana; y que conduce hacia el samadhi. Entenderemos por aflicción toda secuela psicopatológica que perturba y condiciona nuestra vida diaria; es, por tanto, toda perturbación sutil o enfermedad psicológica.

Las dos palabras kriya y karma significan acción, pero el Kriya Yoga es diferente del Karma Yoga del Bhagavad Gita. El Karma Yoga es el camino de la inacción en la acción, o de la actividad que transciende el ego. El Kriya Yoga de Patañjali, devoto Sivaíta, es el camino de la identificación enstática con el sí-mismo-esencial, gracias a la cual los activadores subliminales o huellas kármicas, samskaras, que mantienen la individualidad de la conciencia, se eliminan gradualmente.

En el Tri Shikhi Brahmana Upanishad 2.23, texto medieval tardío que expone una metafísica Vedanta, se recomienda la vía del Kriya Yoga opuesta al Jñana Yoga, y se equipara al Karma Yoga. En el verso 24 se afirma, además, que consiste en la fijación de la mente sobre un determinado objeto, igual que en los Sutras de Patañjali III.1, texto Sivaíta del que toma referencias, y en la adhesión a una disciplina moral concreta establecida en las escrituras. Probablemente, haga referencia a la disciplina moral del Hatha Yoga, pues el resto de este texto trata de los mismos temas que los textos de Hatha Yoga.

El Yoga comprende dos caminos: Jñana Yoga y Karma Yoga. Ahora, ¡oh tú, el mejor de los brahmines!, te enseñaré el Yoga de la acción [sanadora], Kriya Yoga. La fijación permanente de la conciencia, citta, sobre un objeto, ¡oh tú, el mejor de entre los nacidos dos veces!, es la unión, samyoga. Se logra de dos formas: la fijación mental constante en la acción correcta, denominada Karma Yoga, y la fijación mental constante en el objeto supremo (es decir, en el sí-mismo-esencial), conocida como Jñana Yoga; proporciona felicidad y el cumplimiento de todos los deseos.
Tri Shikhi Brahmana Upanishad 2.23-27.

Según el Bhagavata Purana 11.27.49, el Kriya Yoga se puede referir a una práctica ritual, tanto Védica, como Tántrica. Afirma que ambas prácticas conducen a lo divino. Otro Purana, el Padma Purana, tiene un apéndice al final, titulado: La esencia del Yoga ritual, Kriya Yoga Sara, donde se recomienda la adoración a Vishnú, no mediante la meditación, dhyana, sino mediante las oraciones y los sacrificios rituales.

Categorías: 
  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.