Cómo hacer correctamente la limpieza intestinal

El intestino como sabes, o debes saber, es el lugar donde se terminan de digerir y absorber todos y cada uno de los nutrientes que necesitamos para que nuestro cuerpo funcione. El último nutriente que se absorbe es el agua. Todo lo que ingerimos no es útil para el cuerpo por eso vaciamos, deberíamos vaciar, los intestinos todas las mañanas antes de desayunar. Además de restos procedentes de la digestión, las heces están compuestas de muchas bacterias, toxinas y gases procedentes de la putrefacción. La putrefacción se produce cuando quedan restos sin evacuar.

Si no vaciamos correcta y completamente nuestros intestinos a diario, en una o más veces, la primera siempre antes de desayunar, pueden ocurrir muchas cosas.

  • Dolores abdominales al colocar con nuestra mano o al realizar respiraciones profundas.
  • Alergias de todo tipo, sinusitis con y sin fiebre.
  • Mala o nula absorción de nutrientes.
  • Envejecimiento prematuro, piel seca, deshidratada y con muchas arrugas, acné.
  • Problemas cardíacos, hipertensión, colesterol, obesidad, cansancio, cáncer de colon, migrañas.
  • Problemas de tipo infeccioso causado por bacterias o toxinas intestinales no evacudas.
  • Impotencia en los hombres, anorgasmia en mujeres, etc. Esta no es la única causa pero si una de las más importantes.

Más del 90% de nuestras enfermedades están causadas por el estreñimiento y por toxinas que no se han evacuado.

Así pues, comprendida la importancia de la limpieza intestinal, vamos a ponerla en práctica, para ello seguiremos el siguiente protocolo:

  • Toma psyllium por las mañanas antes de desayunar. Se toma una cucharada sopera disuelta en un vaso de agua, jugo de frutas, té verde o alguna infusión depurativa. Nunca café o lácteos. Toma 4 o 5 de estos vasos, uno cada 15 minutos, antes del desayuno. El psyllium es el nombre científico de una planta llamada zaragotana en español, se usan las semillas que ya venden trituradas porque en casa es muy difícil, son muy pequeñas y duras. Es una fibra que al contacto con el agua se hincha por lo que al remover hay que beber rápido para que no sea difícil tragar. Esto tenéis que tomarlo todos los días durante una semana 2 o 3 veces al año o cuando te sientas hinchada. Hace efecto al día siguiente sin ningún tipo de dolor. El psyllium no es absorbido por el cuerpo y arrastra todas las toxinas de todo el aparato digestivo.
  • Durante el desayuno toma mucha fruta con su pulpa, y semillas de sésamo, lino o chía. También la avena es muy interesante para la limpieza intestinal. Hay que tomar una ración de una cuchara sopera colmada de alguna de las semillas una vez estén molidas. Muelelas justo antes de tomar y tómalas junto a tu desayuno, por ejemplo, muesli o una macedonia de fruta abundante. No mezcles frutas ácidas y dulces. Por la mañana es mejor tomar todas las ácidas en abundancia y dejar las dulces para una merienda o tomar entre horas.
  • A lo largo del día toma 3 litros de agua a poquitos.
  • Justo antes de un masaje, en especial si es tántrico, se recomienda que te hagas un vaciado profundo. Recuerda que no vaciaste tus intestinos completamente sentirás dolor cuando el masajista coloque la mano sobre tu abdomen o yoni. Puedes hacerla de dos maneras:
    • Con un enema de glicerina que venden en la farmacia especial para taponamientos. Con esto vaciarás fácil y rápido sin causar ningún dolor.
    • Con una bolsa de enemas de 2 litros. Se compra en la farmacia. Caben 2 litros de agua que introducirás con un poco de sal, aproximadamente una cucharada de postre por cada litro de agua. La temperatura debe ser caliente pero sin que te quemes. En la primera introducción verás que 2 litros pueden no caber, no te fuerces puedes hacerlo a la segunda o tercera vez. La bolsa lleva un asa en su parte superior para que la cuelgues lo más arriba posible, te inclinas hacia adelante, introduces la cánula en el ano y poco a poco entrará sin ningún dolor. Aguanta lo que puedas y vacía.

Es bueno que una vez a la semana dediques 24 horas a tu limpieza intestinal. Puedes incorporar si lo deseas el psyllium pero no es obligatorio. Durante ese día aliméntate sólo de fruta y semillas y bebe mucho aloe vera con jugo de limón y agua. Toma ese día como descanso, meditación, lectura y sobretodo elimina Internet. Siguiendo estas pautas tendrás unos intestinos limpios, poco a poco irás viendo las mejorías en tu salud y estado de ánimo.

Para recordar: 

Unos intestinos sucios causan el 90% de las enfermedades, incluyendo impotencia y anorgasmia.

Unos intestinos limpios son uno de los secretos de la juventud.

  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.