Piscis. El espíritu santo.


Signo: Piscis.
Sánscrito: Meena.
Apodo: El espíritu santo.
Fecha: Del 20 de febrero al 20 de marzo.
Regente: Júpiter y Neptuno.
Exaltación: Venus.
Destierro: Mercurio.
Caída: Mercurio.
Tattva: Apas, Agua.
Cualidad: Mutable, flexible.
Característica: Frío y húmedo.
Sexo: Femenino.
Temperamento: Flemático.

Símbolo: Dos peces unidos por la cola que intentan nadar en direcciones opuestas.
Correlaciones: Pies y tobillos.
Estaciones: Periodo de ayuno cuando las semillas guardadas se ofrecen a la Madre Tierra en sacrificio.
Arquetipo: El profeta, el samaritano.
Motivación: El anhelo de abandonar la prisión del cuerpo.
Sombra: El adicto, la persona inestable.
Busca: Ser uno con Shiva.
Tarea en la vida: Ser testigo viviente de la obra Divina.
Escollo: Confundir la Libertad con el libertinaje.
Principio guía: Siento, amo.
Ejemplos: Grandes pacificaciones, consejeros espirituales y artistas.
Mitología griega: Peces que salvan a los héroes tragándoselos y escupiéndolos después de una fase de purificación.

Pensamiento central: Piscis anhela experiencias espirituales, los mundos transcendentales, la liberación de los confines del cuerpo, que puede llegar a experimentarse con una prisión. Piscis le da poco valor a los valores de este mundo, por ello, está dispuesto a hacer sacrificios para ayudar a otros. A veces lo mueve una simpatía ilimitada. Su problema es desarrollar sentimientos nítidos de su propia identidad.

Rasgos positivos: individuo guiado, el altruista. Percepción sismográfica de las impresiones externas y conocimiento interno en el momento exacto. Se inclina más hacia las reacciones muy instintivas y pasivas. Entiende el arte de ser capaz de dejar que las cosas acontezcan. Dispuesto a ayudar, abnegado, altruista.

Rasgos negativos: La eterna víctima. Constantemente se convierte en la víctima desdichada. Se refugia en la enfermedad y depresión. Manipula a otros con su desvalidez. Fachada encantadora que puede ocultar una personalidad contradictoria que se comporta de una manera cruel. Fingida adaptación camaleónica, inestabilidad y vulnerabilidad a la seducción que linda por ser controlado por otros. En peligro de adicción.

Pensamientos positivos: La persona intuitiva. Excelentes antenas e inefable sentido de la fantasía, cuyas percepciones a menudo no se pueden verificar. Busca la percepción y la sabiduría.

Pensamientos negativos: El pensador vago. Superficial, misterioso, inconstante e hipócrita. Incapaz de asumir un punto de vista claro y objetivo durante más de un minuto. Engaños y opiniones vagas.

Sentimientos positivos: La persona sensible. Amor altruista, dispuesto a hacer sacrificios. Empatía ilimitada, enorme capacidad de entrega y entendimiento profundo. Anhela convertirse en uno y fusionarse. Encantador, seductor, emocional, sentido de la delicadeza y de un amor que todo lo abarca.

Sentimientos negativos: Alguien fácil de seducir. Incapaz de establecer límites. Excesivamente sensible, muy vulnerable, depresivo, pero también capaz de expresar una dureza y frialdad extremas. Tendencias masoquistas. Anhelo de muerte.

Sexualidad: Un baño de placer.

Seducción: Entre algodones, es muy sencillo. Ellos ponen el cebo y con su fascinación te harán picar sin dudarlo. ¿Recuerdas esos ritos de apareamiento que se ven en los documentales de animales? ¡Es el momento de aplicarlos! Son sensibles, imaginativos y muy románticos, así que echa mano de una cena íntima, un buen vino -son muy vulnerables al alcohol- y, con mucha sutileza, cuéntales alguna historia triste. Les habrás seducido y, sin que te dé tiempo a hacerle proposiciones indecentes, les tendrás acariciándote con una mezcla de ternura y deseo. Es el momento de mirarles fijamente a los ojos y pedirles en plan místico que te regalen la noche. Dicho así, tan bonito, les parecerá irresistible. Aprovecha para comerles la boca, pero ¿quién ha seducido a quién?

En la cama: Un universo por descubrir. La realidad no forma parte de su delicado universo. Son escurridizos como los peces y lo mismo se te entregan sin restricciones que se muestran fríos y ausentes. Tienen una sensualidad fuera de lo común, aunque parecen de porcelana, así que tendrás que esforzarte en despertar su pasión recorriendo todo su cuerpo, pero no tan sutilmente que desconecten. Con ellos es mejor provocar despacio, y sobretodo, hacerse de rogar. Una mezcla de sensibilidad y aventura salvaje les mantendrá atentos todo el tiempo, con ganas de averiguar que será lo próximo. Te verás inmerso en un nuevo lenguaje corporal en el que ellos juegan con tanta imaginación que ni siquiera podrás contárselo luego a los amigos ¿qué fue exactamente lo que te hizo?

Fantasías: Como pez en el agua. ¿Tienes piscina privada? ¿Una bañera considerable? ¿Un hielo a mano? Esta es la tuya. Ya sabes que a ellos las sensaciones húmedas les hacen sentirse especialmente bien así que conviértete en agua por un ratito y querrán que formes parte de su cuerpo, en su más amplio sentido. Prueba con un jacuzzi o unos baños árabes. Puede que al principio sientan pudor, por la cosa de lugar público, pero si ya sabes donde tienen sus puntos flacos conseguirás que se olviden de dónde están y que te lo hagan olvidar a ti. Y sí, saldréis agotados y arrugaditos como uvas pasas, pero a partir de ahí cada vez que se den una ducha cerrarán los ojos para recordar que tú eres quien le está mojando.

Ella: Teatral, sugestiva y emocional, a la mujer Piscis le gustan las pasiones desbocadas y delirantes. Posiblemente se case varias veces aunque tienda a vivir pasiones secretas aunque esté felizmente casada. No puede resistirse a ciertos encantos, aunque después se la trate mal. Sin embargo, con el hombre de su vida es intuitiva, erótica y cariñosa. Le excita sobre todo la exhibición de su cuerpo. Debido a ello, adora la ropa interior y desvestirse lentamente. Le gustan las camas de agua, el polvo del trapero y la música clásica.

Él: Volátil e inestable, el hombre Piscis es una bomba de relojería emocional. Le da miedo que las cosas se acaben y siempre está sediento de afecto. Puede ser un mentiroso poético o un genio. Al hombre Piscis le es indiferente la legalidad y el trabajo duro. Incondicional del sexo, necesita una mujer fuerte y algunos asuntillos secretos. A veces sufre ataques de falta de autoestima y necesita oír que es el hombre más maravilloso de la tierra. Le gusta todo, que es como decir que todo le da lo mismo.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Aries

No es muy necesario analizar detalladamente su relación sexual, porque está claro que en ese sentido representan una unión perfecta, pues al ser muy diferentes hay una gran atracción. El resultado, en el contexto de su intimidad física, no es difícil de adivinar. Adicionalmente, ella no sólo será sensible a todos los estados de ánimo, deseos y anhelos de su amante, sino que los descifrará y satisfará casi antes de que se hayan formado. A cambio, él le brindará agradecido un excitante testimonio de su fogosidad y un afecto muy tierno. En el corazón de el carnero bulle una inmensa pasión, nadie puede ser tan sentimental, bondadoso, absurdamente generoso y encarnizadamente leal en el amor como el ariano. Sin embargo, en general, no son compatibles durante mucho tiempo en la medida en que él lo sería con alguien de signo de aire o fuego y ella con alguien de signo de tierra o agua.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Tauro

La armonía sexual entre el hombre Tauro y su mujer piscis será un elemento de veracidad y belleza innegables, sencillamente es la fuerte atracción de la tierra por el agua y viceversa. Estos dos pueden vivir prácticamente en un mundo aparte, cohesionados por una comunión de los sentidos que supera todo lo que podría imaginar un signo de aire o fuego. Pocas experiencias humanas en las que se comparta algo son más reconfortantes que la demostración física de amor entre un toro y un pez que se han entregado el uno al otro, sin cuestionar su necesidad recíproca, y con el único deseo de satisfacerla. Lo que convierte su unión en una intimidad tan completa y apaciguadora no es la pasión explosiva de las parejas de otros signos, sino la ternura y el afecto singulares que se dispensan tan calurosamente y que reciben con tanta placidez. Siempre hay un atisbo de misterio que flota encima y alrededor de la relación sexual entre tauro y piscis, y generalmente estos dos se conforman en dejarlo como está.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Géminis

A menudo, la química sexual que existe entre este hombre y esta mujer es la alquimia silenciosa que los aproxima en todos los sentidos, y no sólo físicamente. De alguna manera, merced a la fusión de sus elementos de aire y agua durante las intimidades de su unión sexual, él se hace más parecido a ella y ella más parecida a él. De modo que, extrañamente, después de hacer el amor, ella está más vivaz, vibrante y alerta y él está más apagado, afable, menos inquieto e inquisitivo. Cuando el agua se asocia con el aire, en una unidad sexual, el agua transforma mágicamente el aire en su propio elemento, en forma de una lluvia vivificante, refrescante, después de lo cual toda la naturaleza vuelve a estar lozana, impregnada de promesas y aromatizada por nuevas esperanzas. El pez y los gemelos encuentran a menudo, encerrada en el círculo de sus respectivos brazos, la esquiva armonía que buscan juntos en otros momentos, y que nunca parecen poder capturar totalmente. El misterio sexual que flota entre ambos puede ser una poderosa experiencia regeneradora para los dos, la base secreta y sólida sobre la que descansará el deseo permanente de tratar de entender sus respectivas personalidades, inmensamente distintas.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Cáncer

Sin pronunciar una sola palabra, estos dos sabrán cuándo ha llegado la hora de que la expresión sexual de su amor los envuelva y apacigue las aguas agitadas. El único problema que puede aflorar en su compatibilidad física se plantea si él omite hacerle saber cuánto la necesita, si se concentra demasiado en sus temores y angustias innombrables, pues entonces ella se replegará dentro de sí misma y se tornará temporalmente frígida. Pero cuando él se tome el tiempo indispensable para ser tierno, ella reacciona como una flor ante la lluvia. O es posible que él se arrastre en algún momento dentro de un caparazón de fingida indiferencia cuando ella se muestre un poco sarcástica o enérgica con él después de una discusión. Es tan inusitado que la mujer piscis sea verbalmente cruel y enérgica que en las raras ocasiones en que sí lo sea el susceptible cangrejo podrá experimentar una chocante sensación de rechazo. Pero estos son detalles minúsculos, y después de un tiempo el fuerte magnetismo que une a cáncer y piscis volverá a triunfar, y los arrojará nuevamente a uno en brazos del otro.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Leo

Los celos sexuales son comunes entre los amantes de esta combinación. La dama piscis típica es un poco coqueta y el león, por su puesto ruge espantosamente a la menor insinuación de que un rival le ha echado el ojo a la compañera que tiene en su guarida. Sin embargo, pretenderá que ella pase por alto sus pequeños deslices instigados por su vanidad y apetito de admiración. Tanto el hombre leo como la mujer pez deberán estar muy seguros de la magnitud de su amor antes de asumir compromisos a largo plazo. La infidelidad indigna al león y a ella le hiere profundamente. Por lo general, ambos podrán soportar los coqueteos superficiales, pero no las infidelidades, por lo tanto deberán dejar clara su actitud ante su concepto de fidelidad, antes de comprometerse en serio. . Tanto piscis como leo son capaces de abordar el amor como una sublime exaltación espiritual porque el amor mismo es muy importante para ambos. Ambos necesitan disfrutar de libertad emocional, montones de libertad siempre renovada.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Virgo

Ambos son de naturaleza mutable, así que les resultará fácil discutir sus problemas, y eso siempre implica gran ayuda. Ella es coqueta y los hombres la encuentran magnéticamente atractiva y ella no puede dejar de reaccionar afectuosamente. Él deberá abstenerse de analizar como si fueran pruebas de deslealtad o infidelidad, la compasión universal y el oído atento que ella presta tan pródigamente a todos sus amigos. Ella deberá abstenerse de crearle tensiones o inquietudes innecesarias con su actitud negligente respecto al dinero.Esta mujer no puede seguir enamorada de un hombre tacaño, ya sea con el dinero o con las emociones. No puede sentir respeto ni ternura por un hombre que es cicatero con su cuenta bancaria o con su personalidad. Esto la volverá gradualmente frígida o podría empujarla hacia algún vicio. Si él desea mantener felices a las doce mujeres que hay en ella, deberá aprender a relajarse, a tomar las cosas con calma, a dejar de criticarla, a ser más espontáneo. En cuanto a ella, tendrá que aprender a ser más ordenada y pulcra en el hogar, y nunca debe olvidarse de dar cuerda al reloj despertador.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Libra

Este hombre y esta mujer pueden crear un vínculo romántico mediante su intimidad sexual, que contribuye mucho a allanar cualquier dificultad que puedan tener para adaptar sus personalidades y estilos de vida. Él colma el tierno corazón de ella con todo el afecto que la chica pez ha anhelado, porque sabe instintivamente cómo demostrarle su amor con la delicadeza y consideración que ella necesita y que la hace confiar en él. Ella le aporta el mismo tipo de satisfacción porque intuye sus deseos casi telepáticamente. Se hacen el amor con una pasión fecunda, entretejida con un elemento soñador y no siempre, pero sí la mayoría de las veces, el acto alcanza el nivel extático que los poetas procuran expresar. Esta pareja se puede expresar recíprocamente con mucha naturalidad, componiendo sobre la marcha su propia música con letra originales, mismas que nunca se repiten pues son cambiantes conforme sus estados de ánimo, pero siempre encierran suaves promesas. En general, forman una pareja muy feliz a medida que sus corazones aprenden gradualmente a latir al unísono. Ella deposita una fe ciega en él y él le suministra un apoyo jubiloso.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Escorpio

Cualesquiera que sean las discordancias que se producen cíclicamente durante sus partidas de ajedrez emocionales, sus accesos de cólera y sus silencios mohínos, los momentos felices serán más numerosos que los tristes. La combinación y el éxtasis que intercambian en su intimidad sexual fusiona a piscis y escorpión con un vínculo invisible, pero muy seguro. Tienen una excelente razón para mantenerse unidos, cuando ambos saben que ya no podrán remontarse a una mayor altura que la que ya han alcanzado juntos. La vehemencia silenciosa y la total concentración con que él hace el amor, el milagro de la predisposición de ella a confiar en él y a entregarle todo su su ser hacen que se la pasión se entreteja en un círculo, volviendo siempre a su génesis. Una de las causas de su posible desdicha puede surgir es el aspecto egoísta de la emoción humana que acecha detrás de su devoción, para mantenerlos prisioneros de la naturaleza de sus propios deseos. Podría ser una palabra apresurada de la que se arrepienten demasiado tarde, la desconfianza, la desconsideración o los celos injustificados.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Sagitario

Esta relación enfrenta muchas tensiones y debe pasar varias pruebas de tolerancia y paciencia antes de consolidarse. Sin embargo, desde el punto de vista sexual, el arquero con su doble influencia masculina encontrará muy seductora a la chica pez, quien posee una doble naturaleza femenina. Digamos que la naturaleza colabora al acoger con una sonrisa la fusión física de esta pareja, si ellos también colaboran. Es posible que después de la fascinación inicial, el arquero acuse a la mujer piscis de reaccionar con demasiada frialdad ante sus requerimientos con respuestas desprovistas de entusiasmo o falta de espontaneidad, mismas que no están a la altura de su propia respuesta. Si ella desea conservar la relación, deberá empeñarse conscientemente en igualar los súbitos arranques de deseo de él. En general, a él le complace su forma sensible y femenina de abordar la unión sexual, pero igualmente lo lastima mucho la frialdad periódica. En cuanto a él deberá tener precaución en no hacerle sentir a la mujer pez que su necesidad sobre ella no se concentra exageradamente en la faceta física del amor y deberá esmerarse en demostrarle lo que siente por ella por otros medios distintos a los sexuales.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Capricornio

Esta relación necesita grandes dosis de paciencia para acceder al corazón de la cabra. Sin embargo, el corazón de piscis suele estar templado por la misericordia y por la sabiduría, al cabo de algún tiempo ella logrará hacerlo cambiar, si es que él acepta pasar por las pruebas correspondientes. La mujer piscis es coqueta por naturaleza y suele tener muchas amistades de ambos sexos, esto no le es de agrado al capricorniano, quien suele ser más ermitaño y gusta de la intimidad en el hogar. Ella necesita libertad y él no siempre está dispuesto a brindarla. La cabra suele ser inflexible en varios temas, aunque es probable que con el tiempo, la convivencia y una vez que ella haya demostrado el amor que siente por él, quizás esté dispuesto a reconsiderar su postura. En el tema sexual puede convertirse en una experiencia profunda con el tiempo, una vez que él confía en ella. En la unión sexual, suele reinar la calma y el silencio, aunque por lo general él antepondrá sus necesidades físicas antes que considerar las necesidades románticas de ella. La naturaleza de la cabra es más fogosa que la de ella, en ese sentido él puede acusarla de frialdad o frigidez, al no responder con la suficiente pasión terrenal que él demanda.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Acuario

El romance y la pasión física en esta relación son estupendos, por lo regular muy satisfactorios en todos los sentidos y no existe mucho peligro de que se concentren sólo en la sexualidad, disfrutarán de otras facetas de la relación. Ambos necesitan grandes dosis de libertad, él para sus pasatiempos intelectuales y sus amistades, y ella para relacionarse, y obtener abundante información acerca de todas las personas que conoce. Sin embargo, él necesitará aprender a posarse con más suavidad sobre el tierno corazón de la chica pez y ella a su vez debe aprender que él no la ama menos cuando se obstina en probar que tiene la razón tanto en las cosas grandes como en las pequeñas. A todos los acuario les resulta difícil no complicar las cosas y no discutir, aunque suelen hacerlo delicadamente, pues saben comunicar, les gusta demostrar que saben. Ella es más tolerante con él, de lo que sería cualquier otro signo. Sin embargo, de cuando en cuando, ella se dormirá llorando porque ante sus ojos, el aguador la trata con indiferencia, como si ella lo enfriara, cuando la realidad es que lo enardece, sólo que él es descuidado y olvida hasta el día en el que vive.

Compatibilidad sexual de la mujer Piscis con el hombre Piscis

La mujer pez posee los requisitos para atraer a un hombre piscis a su red del amor y retenerlo allí. Capta intuitivamente que a él no le gusta que hurguen en sus pensamientos íntimos. Una consorte autoritaria nunca podría conservar a este hombre y la chica pez, por lo regular es sumisa. Es inteligente, incluso sabía pero al mismo tiempo suficientemente vulnerable como para activar el sentimiento protector masculino que él lleva encerrado dentro y que necesita cultivar. Ella necesita un compañero que sea tierno como para tratar con consideración sus sentimientos hipersensibles, y ésto nadie lo puede hacer mejor que un hombre pez. Su unión física pocas veces será exageradamente apasionada y perentoria. Sin embargo, suele ser profundamente íntima, pueden refugiarse mutuamente en su amor huyendo del mundo material que los rodea. Su sexualidad, puede describirse como: limpia, fresca, libre y continuamente rebosante de la poesía mística del romance.

Para recordar: 

Sálvalos de sí mismos y los tendrás para toda la vida.

Categorías: 
  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.