Sexo tántrico para mujeres: Amrita, la eyaculación femenina

En la actualidad existen, todavía, muchos mitos entorno a la sexualidad de la mujer. Los círculos académicos oficiales no lo tienen nada claro o prefieren esconderlo, ya sabemos que el poder del Sistema se basa en nuestro miedo, nuestra represión y nuestra ignorancia. La sexualidad es bien conocida desde hace milenios por los Tántricos y Taoístas, así lo dejan por escrito en sus escrituras sagradas. Conozcamos uno de los principales mitos que todavía perduran: la eyaculación femenina.

La investigación oficial nos habla de la linealidad de la Historia desde los cavernícolas estúpidos del pasado a los sabios con bombas atómicas en la actualidad. Los sexólogos no son una excepción, forman parte del Sistema, el sexo aún es tabú y los médicos son una herramienta del Sistema muy importante. Los psiquiatras son la nueva religión, con sus criterios muchas veces nada científicos y muy moralistas, deciden entre lo que está bien y lo que está mal, lo sano o lo enfermo. Bien es sabido por toda la comunidad científica que la medicina es la ciencia más atrasada de todas.

Como podemos ver en la siguiente cita de Wikipedia todavía tienen serias dudas acerca de qué es este punto G, si de las gándulas de Skene segregan un líquido al que llamamos "eyaculación femenina" o "amrita" según los antiguos yogis tántricos.

El punto de Gräfenberg, más conocido como punto G, llamado así en honor de su descubridor, el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, es una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada detrás del pubis y alrededor de la uretra. Es lo mismo que, o parte de, la uretra esponjosa, donde se encuentran las glándulas de Skene.
Esto es lo que dice el wikipedia.

¡En cambio ya localizaron el punto A! Para muestra veamos otra perla de Wikipedia. A ver si advertis la confusión:

La eyaculación femenina se refiere a la expulsión de una cantidad variable de fluido a través de la uretra durante el orgasmo. El líquido expulsado se reporta como un líquido claro o lechoso que surge de la vagina (a veces con fuerza), que tiene una composición semejante al líquido generado en los hombres por la glándula de la próstata, y que es generado por las glándulas de Skene o por la glándula parauretral (equivalentes fisiológicos de la próstata masculina).

¿Visteis la confusión? Es fácil, ¿sale de la uretra, cosa imposible porque las glándulas de Skene no tienen comunicación con ella, o sale del interior de la vagina, en qué quedamos? ¿Error de redacción o simplemente no tienen ni idea? Si miras en libros de sexología modernos más bien te inclinas por lo segundo, aunque no lo dejan claro, no llegan a profundizar tanto. Misterios sin resolver de la fisiología a pesar de tener maquinitas que envidiarían a Jean-Luc Picard, capitan de la nave estelar Esterprise, a saber: tomografía por emisión de positrones, tomografía axial computerizada, resonancia magnética nuclear, etc.

Es importante que toda mujer conozca su anatomía, para ello lo mejor es que os depiléis, pongáis un espejo entre las piernas y veáis cada una de las partes. Dicho sea de paso, tenéis que saber que el vello púbico es un resto de la evolución, no tiene ninguna función más que la estética, por lo que cada quien lo lleva como le gusta. El pelo lo fuimos perdiendo conforme nos íbamos vistiendo, ya no era necesario para protegernos del frío o las picaduras de insectos. Además os recomiendo una sencilla meditación para conocer todo la basura inculcada por el Sistema que hay en vuestra mente. Observad si este ejercicio os produce asco, rechazo, culpa, vergüenza, etc. Si eso es así ya hay trabajo de desprogramación que realizar, si no es así entonces vamos por buen camino porque el sexo no es sucio, es sagrado. Si no sientes asco por tu mano, ¿por qué ibas a sentirlo por cualquier otra parte de tu cuerpo?

La diferencia de eyaculación entre una mujer y otra, en cuanto a la cantidad como a la forma de salir, depende del apego que tengas a ciertas emociones e ideas codependientes y frustrantes. Cuanto más libre te sientas, cuantos menos bloqueos sientas, más abundante será tu eyaculación. El orgasmo es la energía que sientes, como bien sabes, por lo que, unas veces podrás sentir la eyaculación unida al orgasmo, otras veces lo sentirás separado. Unas veces sentirás un orgasmo explosivo que tendrá como consecuencia la eyaculación, otras veces será una sucesión de microorgasmos. Si quieres aprender Tantra, diferenciar el orgasmo de la eyaculación es básico. Más importante que aprendas a sentir dejándote llevar conscientemente.

Todo empieza conociendo bien tu anatomía, después masajea suavemente las zonas, poco a poco las tensiones o bloqueos irán soltándose. Con la practica de sentir los orgasmos conscientemente vendrá tu sanación. El placer que te ha sido prohibido será tu evolución, la misma tierra que te hace caer, te ayuda a levantarte. A pesar de lo importante que es para tu crecimiento y sanación el conocimiento de tu eyaculación y multiorgasmia, aún así, -el Tantra, no lo olvides-, empieza más allá del orgasmo porque el Tantra no es lo que haces en el exterior, sino la actitud que tomas en cada una de tus acciones.

Para recordar: 

Cuando una mujer está satisfecha, es creativa.

La misma tierra que te hace caer, te ayuda a levantarte.

El Tantra no es lo que haces en el exterior, el Tantra es una sutil actitud interna. Cuando no aceptes ni rechaces nada, lo entenderás.

  • Imagen de KurmaRajadasa
    Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor.
Nuestros Terapeutas