Tantra para mujeres

Imagen de Kurmarajadasa

No nos han enseñado nada de sexualidad. Lo único que nos enseñan es cómo poner un preservativo para no embarazarnos o no infectarnos con una venérea, cosas higiénicas muy importantes pero nada sobre el amor o el placer. ¿Dónde enseñan cómo hacer el amor? En ningún lugar, no conviene. Para otros sectores del Sistema más recalcitrantes lo importante es que traigas todos los hijos que Dios quiera porque así tienen más esclavos para producir y consumir. Pero no somos esclavos, somos humanos con sentimientos y consciencia. Para nosotros es importante amar de verdad y tener buenas relaciones, sin apegos, sin celos, con libertad, con placer. Queremos crecer, evolucionar y osar la libertad.

En este pequeño recorrido veremos cómo el Tantra puede ayudar a la mujer. En realidad puede ayudar a todo el mundo, hombre o mujer, de cualquier raza pero nos llevaría todo un gran libro para hablar de ello. En este pequeño artículo nos centraremos en las diferentes etapas de la vida de una mujer.

Niñas

Es el mejor momento para empezar a aprender Saiva Yoga. Su cuerpo se flexibilizará, fortalecerá, crecerán desahogando el estrés. Su mente se concentrará con facilidad protegiéndoles de la dispersión. La sana disciplina adquirida mediante juegos desde la más tierna infancia les ayudará a crecer saludablemente. Aprenderán a no postergar, a concluir tareas que no gustan mucho con prontitud para no aumentar el sufrimiento. Adquirirán buenos hábitos de estudio y centramiento. Toma de decisiones, seguridad en sí mismas y en sus capacidades gracias a la consciencia y dominio de su propio cuerpo serán otras de las virtudes adquiridas.

Adolescentes

Cuanto antes empiecen más lejos llegarán. Años después de embellecer, flexibilizar y fortalecer el cuerpo con el Saiva Yoga es un buen momento para conocer su sexualidad. Al principio el Tantra les enseñará a conocerse a sí mismas en su intimidad. Empezaremos por eliminar pudores, culpas, apegos y miedos para ver el sexo como algo sagrado. Esa primera tarea comienza con las madres para después pasar la batuta al Maestro Tántrico o Guru. La mayoría de las mujeres no tienen buenos recuerdos de su desfloración, de su primera vez, algo que no sucedía en la antigüedad donde el Guru, elegido conscientemente por la chica, se encargaba de esta tarea. Su sexualidad se desarrollaba sana, sin tabúes, sin fantasías patológicas, sin libertinajes ni autoegaños. En la actualidad, gracias a la moral y el puritanismo, esto no es considerado correcto, incluso en las familias más recatadas esto es considerado una perversión. La santa hipocresía, protagonizada por curas, padres, parientes o amigos cercanos, y contra la voluntad de la efeba, ha llenado la vida de moral, malas costumbres, violaciones y traumas. Una de cada cinco adolescentes es violada en EEUU, el país de la "libertad y democracia", dicen las estadísticas.

Embarazadas

El AyurVeda pone un gran énfasis a la importancia de cuidar a la madre antes, durante y después del embarazo. Gracias a la mujer que procrea hijos, la especie humana existe en el Universo. Nadie nace en pecado ni el dolor al parir es el pago de ningún castigo primigenio. Adán y Eva sólo es un mito para justificar una forma de control-represión social. Si la mujer no ha conocido el Tantra antes, no pasa nada, puede comenzar ahora durante el embarazo. El fortalecimiento de suelo pélvico, la relajación y el control del dolor a través de la respiración, la preparación al parto y su recuperación serán cosas que aprenderás con el Saiva Yoga durante tus 9 meses de embarazo. El Garbhini Vyakarana es una sabiduría desarrollada por las antiguas Maestras Tántricas para el desarrollo correcto del bebé y su madre.

Madres

Una madre debe fortalecerse interiormente, no sólo debe dar amor a sus hijos, sino también, a sí misma. Jamás debe olvidarse de sí misma, si lo hace, sus hijos no tendrán ningún modelo a seguir, estarán perdidos en la vida. El respeto hacia ti misma, el disponer de un espacio íntimo para meditar y hacer yoga, cultivar tu sexualidad a solas, o en compañía de la persona a la que amas, siguiendo las directrices de tu Guru, etc. son actitudes sagradas que aprender y cultivar. Tus hijos te obedecerán conscientemente, dejarán que tú les guíes cuando tú seas firme y te ames a ti misma. Tus hijos no son tus hijos, sino hijos de la vida, recuérdalo. Permite que sean ellos mismos, permite que crezcan según su libre albedrío pero no permitas que invadan tu espacio sagrado. El niño necesita conocer la palabra "NO" pues la vida no se regala, se gana. No puedes obligarles a ser libres regalándoles todo lo que pidan. Si no quieres un tirano en tu vida no permitas que crean que lo merecen todo. Para educar, primero hay que educarse uno mismo. El amor es dejar la mano abierta, no es poseer ni dejar que te posean. Cuando esto lo comprendas te darás cuenta de que el pájaro se posa en tu mano y no desea marcharse.

Compañeras

¿Crees que siendo madre ya está todo realizado?, ¿has meditado por qué la mayor parte de las parejas se divorcian cuando los hijos son adolescentes? Si no sabes la respuesta, primero medita en las cosas del párrafo anterior, para ser una buena madre. Después, date cuenta que tu compañero no es tu Romeo ni tú su Julieta, eso es cosa de adolescentes; tampoco es alguien a quien golpear cuando tú estás estresada o malhumorada. Averigua el por qué de tu ira y sé valiente para poner las cosas como dicta tu corazón. Tu compañero es ese ser humano con quien compartes tu vida a todos los niveles, muéstrale tu amor y tu respeto. No te olvides del corazón, si lo haces, te olvidarás de que tu pareja también tiene sentimientos. Él también necesita amor, necesita comprensión, necesita una compañera en la vida. Si no puedes con todo, no te abrumes, busca tu guía espiritual, estamos para ayudarte.

Menopausia

Una etapa más de la vida para recapitular lo que has aprendido y disfrutado, para descansar por fin, de los altibajos hormonales y encontrar una mayor estabilidad. La menopausia no es una enfermedad, pero a consecuencia de tu pasado y de los malos hábitos, puedes tener problemas de salud. Problemas de huesos (osteopatías), obesidad, debilidad, alteraciones del metabolismo, cambios bruscos de temperatura, frigidez, excesos o inapetencias de todo tipo, modificaciones del sueño, bipolaridad..., son algunos de los síntomas. El Karma no es ningún castigo, como la farándula y superficialidad del new age cristianizado nos quiere dar a entender, tan sólo es la consciencia de que tu presente está condicionado por tu pasado y tu futuro por tu presente, nada más. Eso no es ni bueno ni malo, el agua moja y el fuego quema, ¿es eso bueno o malo? Pero, si te fijas, si meditas y te dejas llevar por tu Maestro, te darás cuenta de que esto, no sólo es pasajero y se puede curar con facilidad, sino que, además, te abrirás a nuevas formas de sentir y de vivir. La sexualidad no ha muerto, sólo la menstruación se retira. Mientras haya yoga sexual habrá juventud.

Tercera edad

No has muerto mientras haya vida. La vida se vive hasta el último suspiro, la muerte sólo es una transición. La vida es una oportunidad donde, no sólo disfrutas, sino que también aprendes. Emociones diversas en todo camino hay: alegría/tristeza, euforia/manía, etc. La madurez te ayuda a identificarlas para que te enriquezcas más. La tercera edad es el momento ideal para hacer recuento de todo lo aprendido y vivido. Buen momento para aprender a morir en paz, consciencia y alegría, satisfechas por haber crecido hasta tu último suspiro. Nadie vive ni muere, esa es tan sólo una ilusión que el ego quiere creer tras largos años de condicionamientos. Es el momento del Tantra de la vida y la muerte.

Para recordar: 

Una Devi no es aquella mujer que tiene más hombres a sus pies, sino la que tiene uno a su altura.

Si de niña o adolescente no aprendiste Saiva Yoga no te apures nunca es tarde para comenzar. El Tantra está ahí esperándote, pacientemente, a que estés preparada. Cuando el discípulo está preparado, aparece el Maestro.

Tener un guía espiritual hace que tu vida sea más fácil.

¿Quieres aprender? No te lo pienses más, si quieres puedes, date el permiso de venir unos días a nuestro ashram.

Categorías: 

Añadir nuevo comentario

Go to top