Virgo. El detallista.

Imagen de Kurmarajadasa


Signo: Virgo.
Sánscrito: Kanya.
Apodo: El detallista.
Fecha: Del 23 de agosto al 22 de septiembre.
Regente: Mercurio.
Exaltación: Mercurio.
Destierro: Júpiter.
Caída: Venus.
Tattva: Prithivi, Tierra.
Cualidad: Mutable (flexible).
Característica: Frío y seco.
Sexo: Femenino.
Temperamento: Melancólico.

Símbolo: La "m" se interpreta como la analogía de una runa de muerte (corresponde al tiempo de la cosecha).
Correlaciones: Tracto intestinal, metabolismo y plexo solar.
Estaciones: El tiempo de la cosecha.
Arquetipo: La persona que cosecha, el artesano.
Motivación: Gozo en los detalles.
Sombra: El filisteo, el pedante, el misantropo.
Busca: Pureza y salud.
Tarea en la vida: Examinar de forma crítica todo para observar su conveniencia.
Escollo: Demasiada actividad, coger siempre el toro por los cuernos.
Principio guía: Lo tomo literalmente. Examino.
Ejemplos: El maestro de escuela, el pulcro y ordenado secretario.
Mitología griega: Astrea, la diosa de la justicia que abandonó la Tierra y se convirtió en la constelación de Virgo. El mito de Démeter.

Pensamiento central: El signo de Virgo corresponde a la cosecha en la que la broza se separa del trigo. Ningún otro signo posee unos instintos tan fuertes cuando se trata de diferenciar entre lo sano y lo insano, lo útil y lo inútil, lo valioso y lo perjudicial. Les gusta poner su habilidad al servicio de la humanidad, pero prefieren asumir tareas en las que pueden cuidar y proteger un organismo. El amor al detalle contrasta con la timidez cuando se trata de alcanzar un "gran éxito". Estan cortados para ser los segundones en la vida.

Rasgos positivos: El economista. Siempre preocupado con lo que es óptimo: alcanzar el mayor uso posible con la mínima cantidad de esfuerzo. Ordenado, diligente, minucioso y de confianza. Extremandamente detallista, pero ello no siempre es verdad. Lucha contra el caos.

Rasgos negativos: La persona quisquillosa. Desconfiado, pedante y parcial en una orientación hacia lo práctico. Manía de limpieza, obsesionado con la seguridad y los detalles. Escesivamente temeroso. Perfeccionismo desquiciante.

Pensamientos positivos: El metódico. Un enfoque inteligente y crítico que mira al futuro y está orientado hacia los resultado sobrios, mensurables y verificables. Objetivo, práctico, realista, astuto, pero también con una actitud flexible.

Pensamientos negativos: El pensador de mente estrecha. Fanático de la seguridad. Mente estrecha y obsesionada con los detalles. Esclavo compulsivo de la racionalidad y una fe obstinada en la ciencia por miedo a lo que no puede explicarse. Sólo cree en lo que se puede "demostrar".

Sentimientos positivos: La prudencia. Cuidadoso, reservado, casi tímido, casto y puro. Se entusiasma lentamente con las cosas únicamente después de un detallado examen crítico. Entonces es de confianza, leal y muy dispuesto a ayudar.

Sentimientos negativos: El individuo inhibido. Crítico, frío y reprimido. El amor y la capacidad de entrega están sometidos a consideraciones de utilidad. Sólo se enamora cuando todo es "correcto". Tiende a encontrar las faltas, a resignarse, a ser envidioso y a estar amargado.

Sexualidad: La pasión dormida.

Seducción: El pulpo distraído. Los nacidos bajo este signo quieren ser seducidos sin sentirse cazados. Mejor espera a que se muestren interesados y despliega todos tus encantos para que se intriguen. Si quieres un primer contacto físico, aprovecha un concierto, el vaivén del autobús o abrázales mientras les enseñas a volar una cometa (aunque no tengas ni idea de cómo hacerlo). Cuando hayan empezado a salivar sintiendo el calorcito y la cercanía de tus labios aprovecha para retirarte, eso les vuelve locos. Y si quieres algo más, ya puedes ir preparando la típica cena con alfombra y chimenea. Ahora los dos sabéis qué será lo que sigue pero les tendrás observando cómo logras llegar a tu objetivo. Una pista: su pecho es extremadamente sensible...

En la cama: Placeres empíricos. Vagos. Ellos son fundamentalmente vagos. Y agradecerán que lleves la iniciativa hasta que su ardor les haga salir de su letargo. Entonces querrán jugar y te pedirán cosas de las que ni habías oído hablar. Es un signo muy documentado, y te ha estado esperando para experimentarlo TODO. Te sorprenderán cambiando de actitud. A veces parecen estar aburridos y tus manos y tu lengua tendrán que "animarlos" con una mezcla de suavidad y salvajismo. Otras, no te dejarán ni moverte porque querrán "descubrirlo todo sobre ti". ¡Acéptalo!, nunca sabrás con cuál de sus dos personalidades te acostarás esta noche y cuanto más flexible seas más podréis disfrutar. Eso sí, ¿tienes algún caprichito sexual? Pues estás de suerte; hoy lo probarás.

Fantasías: Un dulce despertar. Limpitos ellos y fundidos con la naturaleza, no hay nada que les guste más que sentir la brisa sobre su cuerpo, el calor en la piel o escuchar el mar mientras hacen el amor. Puedes "bañarles" tú mismo sin olvidarte ni un solo centímetro de su piel –da muy buenos resultados-, aunque en realidad nada les gustaría más que quedarse dormidos sobre el césped y ser despertados muy lentamente por el cosquilleo de la hierba, el calor de otra piel, un susurro al oído y la humedad de otra lengua... Una vez que sean presas del placer incontrolado entre la vigilia y el sueño les tendrás totalmente entregados a la pasión más sensual.

Ella: Para una mujer Virgo el sexo es una cosa de la que se suele avergonzar con frecuencia. Tanto lío y tanta confusión no le interesan, pero como entiende que es algo por lo que hay que pasar, la mujer Virgo permite que su pareja le haga el amor aunque en el fondo siga prefiriendo planchar la ropa. Limpia y femenina insiste siempre en que es absolutamente necesario darse un buen baño antes de meterse en la cama con ella. Le gustan las fantasías de médicos y enfermeras y le excita mucho bañar, perfumar, pintar y disfrazar a su pareja. Le encantan las fantasías orientales en las que ella suele verse como una esclava dispuesta a obedecer en todo a su dueño. Le gusta la ropa interior blanca, el olor a limpio y las flores frescas.

Él: Siempre adolescente, el hombre Virgo es el voyeur del Zodiaco y puede llegar a engancharse con lo que ve. Esto puede llegar a ser intolerable para su pareja porque en cualquier parte de la casa donde esté, siempre aparecerán sus ojos espiándolo todo. Prefiere las mujeres que tomen la iniciativa. Una vez que conoce el camino puede ser un amante muy complaciente, aunque le da vergüenza hacer algunas de las cosas con las que disfruta mucho mirando. Le gusta la limpieza, la decoración y tener razón.

Para recordar: 
Categorías: 
Go to top