Origen legendario del Yoga

El Tantra es popular a la vez que elitista y, en ciertos aspectos, es un desarrollo del ocultismo y de la magia de India. Desde esa fecha ya aparecen, en el Valle del Indo, una serie de cultos, Yogas esotéricos y śamánicos como toda una corriente religiosa que influyó sutilmente en los aspectos de la cultura y religiones hindúes en su totalidad. A veces se han considerado a los Tantras hindúes como el quinto veda. Estos Tantras hindúes se basan en los diálogos del mismo Śiva con su consorte Parvati.

Pero a pesar de la heterogeneidad que manifiestan en los temas básicos, tienen como divinidad predominante a la Diosa, es decir, al principio femenino. El simbolismo femenizante se eleva a nivel cósmico como fuerza o energía llamada Sakti. Esta idea no es nueva y se encuentra en casi todas las culturas antiguas. Una de las características principales del Tantra en su estructura de iniciación, -diksa-, porque su doctrina era secreta y porque sólo el Guru la podía transmitir cuando la preparación del estudiante fuera suficiente. Los Tantras son, en general, una especie de recetarios, rituales, devociones, etc. siempre incompletos, que necesario la iniciación y transmisión del Guru.

A modo de resumen vamos a citar tres hitos cronológicos:

  1. Śiva enseñó el Yoga a su esposa Parvati mientras un narval o delfín del río Ganges escuchaba la conversación. Estas conversaciones están recogidas en textos sagrados llamados Puranas. Al oír este conocimiento de labios del mismo Śiva, el delfín se convirtió en hombre llamado, posteriormente, Mina Ananta o Matsyendra -siendo matsya: "pez" e indra: "rey". Śiva Matsyendra Nath fue el primer transmisor del Yoga del que aprenderían muchos Maestros hasta Patañjali.
  2. Patañjali escribe su Yoga Darshana en el siglo III a.n.e. Sobre este hecho tan importante trata el siguiente capítulo.
  3. Gorakh Nath, fabuloso yogi del siglo XI del que hablamos a continuación.

Los siglos XI y XII es una época en la que los maestros deciden esconder el Tantra para evitar la manipulación de mentes calenturientas y egos cada vez más soberbios y destructivos. Aparece, en esa época, un asceta semilegendario, Gorakh Nath, impresionante por su disciplina, firmeza, fuerza de voluntad, devoción y sensibilidad. Gorakh Nath funda la orden de los yogis Kanphata. Hay gran cantidad de leyendas acerca de su vida y, según se cree, fue el autor de un texto de Hatha Yoga desaparecido y de otro que se conserva, el Gorakh Satka. Ambos serían la expresión escrita de esa escuela de Yoga.

La orden Kanphata usaba la expresión Hatha Yoga para designar su disciplina, pero se extendió a todas las técnicas que sirven para perfeccionar el cuerpo. Y en general, los tratados de Hatha Yoga arrancan de la literatura escrita o popularizada por los discípulos de Gorakh Nath. Los yogis Kanphata decían que su secta era anterior a la aparición del mundo y que los dioses Brahma, Vishnu y Śiva fueron los primeros discípulos de Gorakh Nath, quien les habría enseñado la teoría. Cuando Śiva se la repetía a su esposa, algunos yogis famosos la habrían escuchado y luego divulgado. Otras veces, en otras leyendas, Gorakh Nath es identificado como Śiva mismo.

El eminente indólogo francés Louis Renou (1896-1966) deja clara la imposibilidad de separar Hatha Yoga, Tantra y Śivaismo. Los conceptos básicos son semejantes y las conexiones son muchas. El Yoga de los Kanphata es el Hatha y usan elementos básicos en sus enseñanzas como también en los rituales eróticos. Tantra, Yoga en su variedad Hatha, Śivaismo y Śaktismo, a lo largo de varios siglos se fueron enriqueciendo a unos y a otros hasta formar un conjunto casi inseparable en sus ramas.

Votación: 
No votes yet

Conoce al autor

Imagen de Swami KurmaRajadasa
Swami Kurma Rajadasa es Monje Sivaíta, filósofo Sivaíta y Vedanta Advaita, investigador de la Consciencia, de la Naturaleza Humana y escritor. Nace...

.

27 lecturas

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese para nuestras actualizaciones mensuales.