Mi sombra, es la luz que no veía

Concienciarse de la Sombra implica un considerable esfuerzo. Concienciarla, o darse cuenta, involucra reconocer los aspectos oscuros de la personalidad tanto presentes como reales y que sin excepción todos los seres humanos tenemos. Este acto es una condición esencial para cualquier tipo de autoconocimiento, y ella por ende, regularmente, presenta una considerable resistencia. Aquí está el camino de regreso a casa.

Durante mi proceso terapéutico con Saiva Adinananda, he logrado darme cuenta de cada uno de los aspectos de ésta y afrontar mi Sombra ha sido parte de un trabajo que ha sido muy complejo para mí de ver y entender. Hoy tengo claros los aspectos de ésta, la manera que impactan en mi vida. Los mecanismos de defensa son todos los pretextos que me invento para no verla de frente y trabajarla, aun cuando sé muy bien que ahí están los elementos que necesito para vivir de manera distinta y más plena. Hoy reconozco que cada proyección, cada critica, cada juicio es un nuevo paso para iluminar mi Sombra.

Con toda seguridad puedo afirmar que todos los aspectos que me molestan de los demás, también son míos, pero temo reconocerlos. Dentro de lo que me ha enseñado la Escuela Tántrica Sivaita, tomaré un ejemplo que me gustó de un taller que Saiva Adinananda impartió, en el que aprendí que nuestra Sombra es como un baúl lleno de tesoros del que no podemos adueñarnos hasta que nos atrevemos a rescatarlo del fondo en donde está sumergido. Y justo donde se encuentra sumergido ese tesoro, ahí está todo lo que nos enseñaron a juzgar como malo o peligroso, todo aquello que nos ha dolido o lo que no hemos sabido resolver por experiencias mal gestionadas en el pasado, todo ello conforma nuestra sombra, pero a la vez encierra un enorme potencial de crecimiento.

La Sombra es aquella parte de nosotros, de nuestra realidad que no queremos reconocer ni aceptar. Darse cuenta de que estamos en la obscuridad es saber que la Sombra no tiene otra manera de manifestarse más que proyectándose sobre otras personas o situaciones; es decir, vemos aquello que proyectamos, lo que no reconocemos en nosotros mismos. O como decía Jung “lo que no entendemos de nosotros, tampoco lo entendemos en la otra persona”. La persona vive víctima del exterior cuando en realidad lo es de su propio interior. Sin embargo, si tenemos la capacidad de vernos en el otro, permitimos la posibilidad de tener un punto de vista superior y solo así de evolucionar. Si logramos adueñarnos de nuestra sombra, si comprendemos que todo lo que sucede afuera forma parte de nosotros, es justo ahí cuando somos capaces de responsabilizarnos de nuestra vida y podemos acceder a una forma consciente de vivir y vivir sin miedo.

El miedo nos ha acompañado desde los primeros días de nuestra existencia, pero lo hemos distorsionado como algo sumamente negativo, como un sello imposible de quitarse. Tememos amar por miedo a sufrir, tememos emprender por miedo a perder, tememos a ser nosotros mismos por miedo a ser rechazados, tememos a ser honestos por miedo a ser juzgados, tememos a todo. Gran parte de nuestra vida, de nuestras decisiones están permeadas por el miedo y en este miedo nos perdemos. Huímos y evadimos nuestra Sombra, y por tanto, evitamos descubrir quiénes realmente somos. Recordemos que la Sombra no es aquello malo que está oculto, es Todo, sin juicio, sin etiqueta, lo que está oculto a nuestra Consciencia. El ser humano vive con constante miedo, primero teme no lograr lo que desea, y cuando lo tiene, teme perderlo.

El vernos a nosotros mismos sin miedo, el sumergirnos hasta el fondo dónde ese baúl se encuentra, el encontrar todas las maravillas de lo que somos, es el objetivo de nuestra existencia y la esencia de nuestro Ser. Todo eso lo hemos dejado en ese baúl. Enterrado desde nuestra infancia, moldeados con la educación que recibimos, ocultamos esos aspectos no aceptados por la Sociedad y lo aderezamos con culpas innecesarias que cargamos a lo largo de nuestra vida. Repetimos experiencias que creemos que son el resultado de nuestra suerte, vivimos una vida sin sentido, limitada en muchos aspectos, tropezando en la misma piedra una y otra vez. Nos autosaboteamos, creemos que no somos merecedores de ser felices, de gozar de la abundancia y de la prosperidad en nuestra vida, pero nada de eso cierto, sólo es un autoengaño para sentirnos aceptados por la Sociedad en la que vivimos. Integrar esas polaridades puede llevarnos al crecimiento, a la evolución.

No es negándolas, no es escondiéndolas, no es avergonzándonos de ella. Es integrándolas. Es en la integración donde está la sanación. Integrar la Sombra va más allá de juzgarte a ti mismo, de culparte o hacerlo hacia los demás, únicamente es necesario aprender de ella, reconocerla como una gran maestra. Es darte cuenta de que cada encuentro, de cada relación que tienes, es un espejo de ti mismo. En cada dificultad, en cada obstáculo, en cada desencuentro puedes ser observador de tus propias reacciones impulsivas. Detente y reflexiona, verás es una mera proyección tuya en el otro. Respira y reconoce que solo está en ti para poderlo trascender e integrar en tu vida ya no como un aspecto destructivo y negativo sino todo lo contrario.

Generar un espacio de crecimiento, de autoconocimiento y de aprendizaje es sumamente necesario para encontrar herramientas que te guíen en ese viaje interior. Liberarte del ego y del miedo que te hacen sentir celos, inseguridad, evitará el autosabotaje en tu trabajo, en tus relaciones. Gozarás con plenitud sin limites económicos. La envidia, la falta de voluntad desaparecerá. La plenitud sexual, vivir sin miedo, aceptar tus errores y aprender de ellos. Dejarás de enjuiciarlo todo, de victimizarte, de manipular los sentimientos ajenos, en resumen, conocer tu Sombra, aprender de ella, hará que vivas relajado sin tender que estar a la defensiva permanentemente. Nuestra Escuela Tántrica Sivaita te ofrece ese espacio a través de cursos o sesiones terapéuticas donde con toda seguridad podrás convertir en luz todo obstáculo, todo miedo. Solo recuerda que después del miedo está la vida que deseas vivir.

User picture: 
Imagen de Saiva Yadira
Autor: 
Descripción corta para bloque de autor:

Pongo todo mi talento y don al servicio de quien necesite alivio en su vida, para que puedan transformar en Luz todo obstáculo, todo miedo.

Para recordar: 

La persona vive víctima del exterior cuando en realidad lo es de su propio interior.

En la integración está la sanación.

El ser humano vive con constante miedo, primero teme no lograr lo que desea y cuando lo tiene teme perderlo.

Categorías: