Tantra Sivaíta

Kundalini, o el poder de la serpiente, es una concentración de energías divinas y primordiales cuyo despertar es la raíz y corazón del Yoga.

No nos han enseñado nada de sexualidad. Lo único que nos enseñan es cómo poner un preservativo para no embarazarnos o no infectarnos con una venérea, cosas higiénicas muy importantes pero nada sobre el amor o el placer. ¿Dónde enseñan cómo hacer el amor? En ningún lugar, no conviene.

Una de las formas más conocidas de adoración a Śiva es el denominado Linga o Śivalinga. En los siguientes párrafos hablaremos un poco más de este importante símbolo, su mitología, historia y formas de culto.

La vida es tristeza, la muerte es alegría. La única batalla que debemos librar se encuentra en nuestra mente. -Mahabharata.

En cierta ocasión Devi Parvati cuenta a Siva cómo sufren los hombres, le pregunta por el medio por el que puedan liberarse. Ishvara Siva le responde hablando de Brahman y de las criaturas que, rodeadas por Maya -la ilusión, el mundo de las apariencias-, son como chispas de su fuego.

Gandhi, como buen vaisnava, rechazó a su esposa, Kasturba, porque consideraba que el celibato le acercaría a Dios. En cambio, ponía a prueba cada noche su castidad durmiendo con efebas. Su esposa no tuvo más remedio que resignarse a sabiendas que la sociedad puritana India no acepta a viudas ni a divorciadas.

Desde siempre los devas y los asuras, -dioses y demonios-, han estado guerreando para mantener el equilibrio del Universo de las apariencias, lo que los hindúes llaman Maya.

El Sivaísmo, el chamanismo más antiguo de India cuyos registros arqueológicos datan de más allá del 7000 a.n.e. en el Valle de Merhgarh, influenció y dio origen a muchas corrientes de pensamiento. Hablemos hoy del Zen.

Aquello que crees que libera, en realidad esclaviza. Aquello que crees que esclaviza, en realidad librera. -dicen los tratados tántricos más importantes refiriéndose al sexo. La sexualidad mal canalizada, por represión, exceso o dispersión, esclaviza y enferma.

Páginas