Amor tántrico

No nos han enseñado nada de sexualidad. Lo único que nos enseñan es cómo poner un preservativo para no embarazarnos o no infectarnos con una venérea, cosas higiénicas muy importantes pero nada sobre el amor o el placer. ¿Dónde enseñan cómo hacer el amor? En ningún lugar, no conviene.

Desde siempre los devas y los asuras, -dioses y demonios-, han estado guerreando para mantener el equilibrio del Universo de las apariencias, lo que los hindúes llaman Maya.

Una pareja tántrica es, ante todo y sobretodo, dos personas que se unen para un propósito común: evolucionar. No hay normas a seguir excepto la de ser cada día más consciente y vaciarse para poder ser llenado por la ambrosía del Ser.

Nos escribe Sandra, tiene un problema: es sexualmente activa, le gusta el sexo, siente mucho placer, se masturba desde los doce años y tiene relaciones desde los dieciocho. Cuando su novio estimula su clítoris le duele, sin embargo cuando lo hace ella no. Nos pregunta si es posible que confunda el placer con el dolor.

Páginas