Sanación

Beber agua abundantemente es un requisito fundamental para el tratamiento de cualquier dolencia, ya que, bebiendo agua nos aseguramos una eliminación de residuos, un metabolismo y una digestión eficaz. Lo que permite al cuerpo ser su sanador más consciente.